lunes, 1 de octubre de 2012

Es cierto que nunca se sabe

Lo cierto es que llevaba una temporada en que los ánimos ya empezaban a flojear, aunque puede que tenga algo que ver eso que llaman abstenia otoñal. El día de hoy iba camino de ser uno de esos extraños y tristes en que se apodera de un@ el desánimo y a lo único que acierta es a dejarse llevar por la vida sin más. Incluso me costó bastante levantarme de la cama. 

Todo transcurría con tediosa normalidad... hasta que recibí una llamada inesperada, justo después de comer.

Tanto el número reflejado en la pantalla como la voz que sonó al otro lado del teléfono me resultaban familiares, pero no fue hasta que la mujer se identifico como la directora del centro con la que me entrevisté hace hoy justo un mes y finalmente decidió no contratarme cuando caí del todo. Esta vez no contactaba conmigo para concertar otra entrevista, sino directamente para explicarme las condiciones de un nuevo puesto de trabajo que ha salido en la misma escuela y contar conmigo, siempre que yo estuviera interesada.

Así que, al fin, ahora puedo decir que veo el amanecer completo porque...

¡¡¡ YA TENGO TRABAJO!!!


Parecía que no iba a llegar nunca, pero en estos momentos tengo más presente que nunca las palabras que en aquella misma entrevista pronunciaba la subdirectora cuando intentaba que no me preocupara si al final no me cogían para el puesto porque, al fin y al cabo, es muy cierto que "la vida es muy larga y nunca se sabe...".

Esas mismas que nos repiten como loros en cada entrevista y a todos nos suenan a frase hecha para salir del tirón que nadie espera se hagan verdad, en este caso ha terminado por ser cierto.

Esta misma tarde he pasado por la escuela infantil para hablar con la directora, ver las instalaciones y conocer mejor las condiciones de trabajo, que aunque no son las mejores acepto de buena gana, dados los tiempos que corren (y también mi situación actual).Al menos es medianamente estable (hasta final de curso) y me ayudará a coger más experiencia.

Ya sólo me queda firmar el contrato cuando lo reciban y saber que día me incorporo a mi nuevo puesto de trabajo, aunque con toda certeza será durante esta semana.

Si os digo la verdad, todavía me cuesta creerlo...

11 comentarios:

Juanjo Rubio dijo...

¡Enhorabuena!!!

A disfrutarlo.

Ehse dijo...

Enhorabuena!!

Me alegro mucho, últimamente parece casi ficción encontrarse con noticias como esta...

Un abrazo!

Iria Veterinaria dijo...

enhorabuena!! debes estar contentisima, y mas con los tiempos q corren! por cierto, enlacé tu entrada sobre la convivencia d los niños cn perros hace uns dias en mi facebook y fue un exito! :)

Sue dijo...

Genial!

Nunca hay que perder la esperanza.

Un abrazo.

Norma2 dijo...

Me alegro mucho.
¿Me gustaría saber cómo hacen por allí la selección de maestros?Por aquí en el municipio hay un listado por antecedentes y en orden te van llamando.
Besoss

Manu dijo...

hay un dicho qué dice: "El qué espera, desespera"... Cuándo estamos en esa fase en la qué perdemos la esperanza y hasta llegamos a "tirar la toalla", surge una oportunidad como la qué se te ha presentado para devolvernos la ilusión.

Como bien dices, la vida es muy larga y dá muchas vueltas ;)
Enhorabuena y suerte!!
Un abrazo!!

toupeiro dijo...

¡ENHORABUENA!

"Nunca una noche ha vencido al amanecer, y nunca un problema ha vencido a la esperanza”

Ahora a "disfrutar" del trabajo

UN BESO

Oski dijo...

:-) ¡¡Enhorabuena!!

Ahora a darlo todo y a disfrutar del trabajo para el que te has preparado.

Trabajar con niños siempre es gratificante, seguro que tendrás muchas anécdotas para contar.

Fuerte abrazo.

Oski

Claudia Hernández dijo...

Enhorabuena, Perséfone, cuánto me alegra, entonces a comenzar. Mucha suerte.
Saludos

Perséfone dijo...

¡¡Muchísimas gracias a todos por vuestras felicitaciones y palabras de ánimo! Espero, de corazón que mi experiencia sirva de aliento para todos aquellos que también atraviesan momentos duros por culpa del desempleo.

Besos y abrazos y abrazos para todos.

amelche dijo...

Me alegro un montón por ti. Un abrazo.